sábado, 20 de octubre de 2007

NUTRICIÓN Y SALUD



ADELGAZA SALUDABLEMENTE

1. Haz un diario.- Durante tres o cuatro días escribe lo que comes, si sientes hambre, si estas satisfecha o no, también es importante que anotes tu estado de animo, por ejemplo, aburrido, contento, triste, nervioso, etc. Esto te ayudará a darte cuenta si comes solo cuando tienes hambre, si paras cuando estas satisfecho o si comes diferente según tú estado de animo.

2. Come despacio.- Está comprobado que las personas que comen rápidamente tienen un mayor peso corporal que las que comen despacio. Las señales que manda nuestro cuerpo de que estamos satisfechos tardan alrededor de 20 minutos en llegar al cerebro. Así que si comes rápido es más probable que comas de más ya que el cerebro no ha mandado las señales de que ya estas satisfecho.

3. Come tu comida favorita.- Si tienes alimentos “prohibidos” lo más probable es que tarde o temprano acabes comiendo de más. Por otro lado no hay que olvidar que no hay alimentos buenos o malos, ¡todos pueden formar parte de una alimentación adecuada!, debes de vigilar la cantidad de los alimentos que consumes. ¡Recuerda no comer ni de más ni de menos!. Puedes hacer un plan y consumirlo una o dos veces a la semana o comer menos cantidad de lo que acostumbras. Lo más importante es que lo comas despacio, que lo saborees y lo disfrutes mucho.

4. Consume Refrigerios.- Ésta comprobada que las personas que consumen un pequeño “snack”, refrigerio o lunch llegan con menos hambre a la siguiente comida y por lo tanto controlan mejor su ingestión de calorías. Te invitamos a probar las nuevas Barras de Bimbo Plus Vita con menos de 100 calorías y tres deliciosos sabores.

5. Haz una lista de actividades que te diviertan o relajen.- La mayoría de las personas comen más cuando están aburridos, estresados, nerviosos, etc. Por eso date un tiempo y haz una lista de actividades que disfrutes, puede ser desde leer un libro, dar un paseo, hablar con un amigo, hacer manualidades, etc. Cuando te des cuenta que estas comiendo sin hambre revisa tu lista y haz algo que disfrutes. Recuerda que la comida es nuestro combustible no un medio para entretenernos, premiarnos o castigarnos.

6. Haz una cita con el ejercicio.- Si aún no realizas por lo menos 30 minutos de actividad física, es el momento de empezar. Solo podemos “quemar grasa” si la utilizamos como combustible así que si quieres deshacerte de la grasa es muy importante el ejercicio. Sin embargo es fundamental que el ejercicio que escojas ya sea caminar, correr, jugar tenis, nadar, etc. te divierta y lo disfrutes. Si no es así tarde o temprano dejaras de hacerlo.

7. Se realista.- Si te pones metas muy difíciles es probable que te desanimes pronto, es más fácil ponernos pequeñas metas y poco a poco irlas alcanzando. Por otro lado es mucho más saludable bajar poco a poco y evitar el molesto rebote.

8. Piensa positivamente.- Es más fácil lograr nuestras metas si las visualizamos y pensamos positivo. Así que levántate pensando en que eres una persona saludable, que tiene un plan de alimentación adecuado, que hace ejercicio y que ¡logrará sus metas!



¿SUFRES ACIDEZ?

El ardor o acidez en el estómago, es una molesta sensación que suele estar presente en una gran cantidad de personas, principalmente debido al estilo de vida acelerado que mantenemos actualmente. A pesar de ser un problema común, conocemos poco acerca de su origen, y aún más importante, sobre las medidas que debemos tomar para evitarlo.

¿Qué es?

Este molesto síntoma se caracteriza por una sensación de quemazón en la boca del estómago que se desplaza hacia arriba y puede llegar hasta la garganta. Suele ocurrir alrededor de una hora después de haber comido y puede persistir por un largo período de tiempo. En ocasiones puede estar acompañado de la sensación de que “los alimentos regresan a la garganta” (regurgitación), lo que provoca un desagradable sabor ácido o amargo en la boca.

¿Por qué se produce?

En muchas ocasiones se debe a un mal funcionamiento de la válvula o esfínter que comunica el esófago con el estómago, llamada cardias. Su función es cerrar el estómago y evitar que los alimentos regresen al esófago durante la digestión. Sin embargo, en ocasiones está válvula se debilita, dejando algún espacio abierto por donde pasan al esófago la comida y los jugos gástricos que debieran permanecer en el estómago. Cuando esto sucede, las paredes del esófago se inflaman y entonces se produce la característica sensación de ardor.

Las causas de la debilitación del cardias son muchas; desde grandes comilonas, la ingesta de determinados alimentos, el embarazo, obesidad, hasta el padecimiento de una condición conocida como hernia hiatal.

¿Cómo evitarlo?

Independientemente de que existen una gran variedad de fármacos que nos ayudan a aliviar el ardor estomacal, es importante decir que en su mayoría no atacan la causa del problema, sino solamente aminoran la consecuencia. Por lo tanto, lo más importante para evitar esta desagradable sensación es disminuir la causa que lo provoca. En esta tarea la alimentación juega un papel central, ya que se ha demostrado que algunos nutrimentos (proteínas y grasas) pueden aumentar la presión sobre el cardias, haciendo que los alimentos que los contienen sean mal tolerados. Por ello, es muy importante consumir una dieta que contenga cantidades limitadas de proteínas y poca grasa; de manera que ayudemos al cardias a trabajar mejor. Los hidratos de carbono en cambio, no tienen ninguna influencia sobre este esfínter, por lo cual nuestra dieta debe de contenerlos en buena proporción para obtener energía de ellos sin que nos ocasionen problemas estomacales. Recuerda que los alimentos hechos a base de granos de cereales como el pan son excelentes fuentes de hidratos de carbono, por lo tanto no olvides incluirlos en tu dieta.



También es recomendable tomar algunas otras medidas que disminuirán la acidez del estómago como:

- No fumar

- Evitar situaciones de estrés

- Preferir alimentos poco condimentados

- Reducir el consumo de café, chocolate y bebidas alcohólicas

Por último te recomendamos no acostarte después de comer, no utilizar prendas muy ajustadas y mantener un peso adecuado. Todo ello ayudará a evitar presiones adicionales en el estómago que favorezcan el regreso de los alimentos hacia el esófago.

Recuerda que vale la pena atacar los problemas desde la raíz, así que te aconsejamos hacer las modificaciones necesarias en tu estilo de vida para que no vuelvas a sentir los molestos síntomas de la acidez. Si quieres conocer un ejemplo de la dieta que te ayudará a seguir nuestros consejos sobre alimentación que aliviarán el ardor, busca en nuestra sección de “Evalúate y Come Sanamente”.

Enviar a un amigo

Versión para imprimir

» Regresar a mis resultados
» Hacer una nueva búsqueda


CALCIFICATE!!!

La clave para una buena salud de nuestros huesos depende del balance de calcio que tengamos, este se regula principalmente por un sistema hormonal siendo los huesos el banco donde se deposita el calcio y las hormonas las que lo sacan y lo meten para que circule el necesario por nuestro cuerpo. Recordemos que una de las principales funciones del calcio es mantener la salud del corazón. Dos hormonas son responsables de esto: la calcitonina y la hormona paratiroidea.

Para que tus huesos sean siempre un gran banco lleno de calcio y las hormonas puedan hacer su trabajo sin dañarlos, te recomendamos lo siguiente:

De 0 a 18 años

Que no falte la leche o sus derivados no falten dentro de una alimentación equilibrada. Trata de que la leche sea tu bebida preferida.
Realiza ejercicio y mantente activo. ¡No pares de jugar!
Limita las horas de televisión.
No empieces a fumar o beber alcohol.

De 19 a 25 años

No dejes de tomar leche, si te causa malestar intenta con leche deslactosada o con otros productos lácteos como el yogurt.
Intégrate a un programa de ejercicios.
Si fumas o bebes alcohol en exceso, es momento de que lo dejes.

De 26 a 50 años

Continúa con los buenos hábitos del punto anterior.
Durante la menopausia evalúa si es necesario tomar una terapia de reemplazo hormonal.
Incluye alimentos altos en calcio como el brócoli, lácteos o sus derivados, tortillas Milpa Real, salmón, sardinas, etc.
Toma suplementos de calcio solo cuando sean prescritos por un médico.

51 años o más

Sigue con los puntos arriba mencionados.
Platica con tu médico sobre la toma de estrógenos y suplementos de calcio.
No dejes de hacer ejercicio, sus ventajas son muchas. Una de los más recomendables es caminar por lo menos 30 min. diarios a buena velocidad.

No hay comentarios: